Facebook Twitter
Secciones

Inicio Decoración Colores Paredes Pisos Dormitorios Cocinas Iluminación Muebles Cortinas Telas Estilos Informes Guía de Buenos Aires Museos de Arte Galerías de Arte Mercados de Pulgas Revistas Ferias Bs As Ferias Gran Bs As Edificios Confiterías Iglesias Cúpulas Cursos / Carreras Exposiciones

Qué Hacemos

Decoración Mano de Obra Tienda ! Paisajismo

Nosotros

Contáctenos Quiénes Somos Qué Hacemos Facebook Preguntas Frecuentes Mapa del Sitio

Confiterías de Buenos Aires

› Inicio › Guía de Buenos Aires › Confiterías de Buenos Aires

Buenos Aires es una de las ciudades más bellas del mundo, con una arquitectura única, rica en estilos e historia. En este informe, sugerimos algunos de los cafés y confiterías que, por su arquitectura y su historia, vale la pena conocer y visitar. Estos cafés y confiterías destacados forman parte del acervo cultural del país, habiendo sido refugio de poetas, escritores, artistas y músicos.

Confitería Las Violetas

Av. Rivadavia 3899 (esquina Medrano)
Tel: 4958-7387 ó 88 ó 89 / Sitio Web: www.lasvioletas.com

Las Violetas era la confitería vecina a la estación ferroviaria y el tranvía de caballos que recorría la Avenida Rivadavia. Fue creada el 21 de septiembre de 1884. Fue en la década del 20 cuando se levantó majestuoso el edificio actual, con enormes columnas, mampostería y vitraux palaciegos, haciendo referencia a la belle époque. Entre los clásicos de esta confitería estaban el café vienés en vaso cívico o imperial, el candeal con yema, los bizcochitos con chocolate y los huevos quimbo.

Permaneció cerrada desde 1998 y hasta julio de 2001, cuando recobró su antiguo esplendor. Resultó imprescindible un trabajo de investigación histórica para llegar a la imagen inicial, modificada en 1920. Los trabajos de restauración llevaron unos seis meses de tareas de investigación y tramitaciones municipales en el área de patrimonio histórico.

El revestimiento de madera (boiserie), debió ser restaurado y lustrado en su totalidad. Incluso en varios lugares faltaban paneles de marquetería o estaban dañados de forma que hacia imposible su recuperación y hubo que realizarlos a nuevo, imitando los originales. Se recuperaron la totalidad de las suntuosas arañas a las que se hizo un proceso de pulido, laqueado y reposición de piezas faltantes o dañadas.

También hubo que mandar a fabricar y tallar su dibujo original en gran cantidad de los caireles de cristal tallados a mano. El mismo proceso se siguió con los apliques de pared y con los anillos de bronce que rodean cada una de las columnas. El cielo raso estucado se conservó, reparando los sectores que se encontraban dañados. El piso fue imposible de recuperar debido a su gran deterioro, pero se mandó a fabricar respetando tamaño, forma y colores originales, y luego, su antigua forma de colocación. La fachada fue conservada en su totalidad manteniendose sus mármoles originales.

Confitería La Ideal

Suipacha 380/4
Tel: 5265-8069, 4328-7750 / Sitio Web: www.confiteriaideal.com

La confitería La Ideal se inauguró en 1912. En aquellos años funcionaba como salón de té y se hizo famosa por su orquesta de señoritas. Entre las 4 y las 6 de la tarde se colmaba de muchachas que trabajaban en las oficinas de los alrededores; llegaban a tomar el té después del horario de trabajo. Los sábados se realizaban despedidas de solteras, no así de "solteros", ya que no era conveniente mezclar los sexos entre la clientela.

Ubicado en Suipacha y Av. Corrientes, este lugar conserva la arquitectura y el estilo señoriales de principios de siglo en su decoración. Con el paso del tiempo debió aggiornarse a las necesidades y gustos de su público, con lo cual fue variando el tipo de espectáculos que ofrecía. Y entre 1979 y 1981 se convirtió en café concert.

El grupo musical "Los 5 latinos" cantó allí junto a Estela Rabal; Carlos Figari ejecutó distintas piezas con su orquesta junto al cantante Enrique Dumas.

Confitería Del Molino

Av. Callao y Av. Rivadavia (actualmente cerrada)

La historia de la Confitería del Molino comienza en 1850, cuando dos reposteros italianos, Constantino Rossi y Cayetano Brenna compraron la entonces Confitería del Centro, en la esquina de Federación y Garantías (hoy, Rodríguez Peña y Av. Rivadavia). Luego la rebautizaron Antigua Confitería del Molino, porque en un ángulo de la plaza Congreso trituraba granos el primer molino harinero de Buenos Aires, llamado molino a vapor de Lorea.

El lugar fue adoptado por la alta burguesía. Se reunían allí para saborear sus exquisiteces: el merengue, el marrón glacé, el panettone de castañas y el imperial ruso, curiosamente conocido en Europa como "postre argentino'', ya que fue creado por Cayetano Brenna en 1917.

En 1904, Brenna adquirió la esquina de Callao y Av. Rivadavia. Siete años mas tarde compró la casa de Callao 32 y en 1913 la de Av. Rivadavia 1915. Mientras en Europa azotaba el fantasma de la Primera Guerra Mundial, don Cayetano Brenna decide construir en esos lotes uno de los edificios mas altos de la ciudad. Mandó traer para ello todos los materiales de Italia: puertas, ventanas, mármoles, manijones de bronce, cerámicas, cristalería y más de 150 metros cuadrados de vitraux.

En 1917 se efectuó la gran inauguración. Los legisladores abrían allí sus cuentas corrientes y Brenna los atendía con levita. El Molino se había convertido en un verdadero foro para el debate, la conversación y las citas amorosas. La historia del arte y la política ocupó un lugar definitivo dentro de este recinto. Por las mesas de la Confitería del Molino pasaron Alfredo Palacios, Carlos Gardel, Lisandro de la Torre, Leopoldo Lugones, el tenor Tito Schipa, la soprano Lili Pons, Niní Marshall, Libertad Lamarque y Eva Perón.

"Las chicas de Flores tienen los ojos dulces, como las almendras azucaradas de la Confitería del Molino", escribió Oliverio Girondo, quien fuera otro de sus asiduos concurrentes. En el Molino, Roberto Arlt daba cuerpo a sus Aguafuertes Porteñas, y en una de ellas, el mordaz narrador se burló del francotirador que se había amotinado en la confitería, durante la revolución de 1930. La muerte de Brenna en 1938 marcó el fin de la belle époque; y una nueva etapa se abrió para El Molino, ahora regenteado por Renato Varesse hasta 1950 y el pastelero Antonio Armentano, hasta 1978. Este último vendió el fondo de comercio y la marca a un grupo de personas que un año después presentaron quiebra. En ese momento, los nietos de Cayetano Brenna salieron al rescate del patrimonio histórico y lograron volverlo a la vida. Con la vorágine cotidiana y las nuevas costumbres, se fueron introduciendo en la confitería muchos cambios. Se incorporó un salón bar y un mostrador para comidas rápidas, aunque siempre mantuvo su tradicional estilo.

Es un ejemplo relevante de la arquitectura antiacademicista del estilo "art nouveau", edificio de vanguardia de la belle époque. Consta de salones para fiestas y tres subsuelos en los que se instaló una planta de elaboración integral, con fábrica de hielo, bodegas, depósitos y taller mecánico, modelo de la época. El resto es un edificio de rentas, conformado por departamentos para viviendas u oficinas.

La Confitería del Molino, con su magnífica torre aguja, sobre la ochava, sus vitraux y sus ornamentaciones, cerró sus puertas el 23 de febrero de 1997, después de acoger durante 137 años a los porteños. Esta confitería fue incluida en una lista considerada por la UNESCO para ser declarada patrimonio art nouveau internacional.

[Ver: Cúpulas de Buenos Aires »]

Café Tortoni

Avenida de Mayo 825/29
Tel: 4342-4328 / Sitio Web: www.cafetortoni.com.ar

El Tortoni no es solamente un lugar de encuentros, sino también de producción y difusión artística; símbolo de la Avenida de Mayo, sitio de interés cultural, escala obligada para los turistas y el rincón por excelencia de la memoria urbana.

El primer local del café Tortoni estaba en la esquina de Rivadavia y Esmeralda. Poco después se mudó al local de Rivadavia 826. En 1880 se construyó un nuevo edificio en la manzana de enfrente. La decisión del intendente Torcuato de Alvear de abrir la primera avenida de la ciudad apuró el nuevo cambio del Tortoni; era necesario construir una nueva entrada sobre lo que sería la Avenida de Mayo.

Y en 1893, finalmente abrió sus puertas en Avenida de Mayo 829. El nuevo dueño, un francés de apellido Curuchet, fue el anfitrión del local hasta 1927, y el encargado de fomentar la concurrencia del público bohemio. Artistas e intelectuales ganaron un lugar de privilegio en el café, pues conferían lustre y fama. Instalado en las costumbres como centro de producción y difusión cultural, el 25 de mayo de 1926 se fundó la "Peña del Tortoni", que le dio brillo y mística al lugar, y lo hizo punto de reunión de grandes personalidades.

Allí, por ejemplo, leyó su primer cuento Roberto Arlt, tocó sus tangos Juan de Dios Filiberto y expuso sus pinturas Benito Quinquela Martín. Participaron también Antonio Cunil Cabanellas, Raúl Scalabrini Ortiz, Conrado Nalé Roxlo, Leopoldo Marechal, Emilio Pettoruti, Raúl González Tunón, Alfonsina Storni, Baldomero Fernández Moreno, Lola Membribes y el ex presidente Marcelo T. de Alvear, entre otros. Todavía se recuerda la ensalada de flores que solía pedir Xul Solar o la Indian Tonic Cunnington que bebía Borges; sin olvidar tampoco a Edmundo Rivero o Carlos Gardel.

El Tortoni también recibió la visita de ilustres españoles como Ortega y Gasset, Ramón del Valle Inclán, Federico García Lorca y Miguel de Unamuno. Las reuniones de la peña duraron hasta 1943; así y todo, las actividades culturales continuaron y hoy en día se organizan espectáculos de tango y jazz, y se recitan poesías y fragmentos literarios que incluyen charlas y debates.

En esta Sección

Guía de Buenos Aires Museos de Arte Galerías de Arte Mercados de Pulgas Revistas Ferias Bs As Ferias Gran Bs As Edificios Confiterías Iglesias Cúpulas

Ver También

Cursos / Carreras Exposiciones

Proyectos de Decoración de Interiores y Diseño Interior

Novedades

7 Claves de Diseño para el Dormitorio

7 Claves de Diseño para el Dormitorio

El dormitorio es el lugar de la casa que utilizamos para relajarnos y dormir. Durante el día debe ser agradable y luminoso, y por la noche oscuro y silencioso.

Decoración:

Decorar con Cuadros

Algunas Ideas de Decoración con Cuadros

La decoración con cuadros incorpora un elemento de valor decorativo que ayuda a reforzar el estilo y aporta personalidad a la decoración. En este informe proponemos algunas ideas para decorar con cuadros.

Muebles, Objetos de Diseño y Productos para la Decoración

Decoración de Interiores, Diseño Interior, Ideas para Decorar

Contacto

Facebook Twitter

Copyright © 2003-2016 EstiloAmbientación
Todos los derechos reservados